Archivos de la categoría Castilla-León

VALDENOCEDA, PRISION DEL HORROR, CEMENTERIO Y HOMENAJES

Valdenoceda 1925
“Nosotros los presos hacíamos las fosas y trasladabamos  los muertos, esperando no ser los próximos inquilinos” (Paulino Lafuente, preso de Valdenoceda).

Valdenoceda es un pequeño pueblo burgalés a orillas del río Ebro, perteneciente a las Merindades y dentro del partido judicial de Villarcayo. También es conocido como Valdenoceda de Valdivielso, por ser este su ayuntamiento  y estar emplazado en ese valle.

Se encuentra en la carretera general que de Villarcayo va a Burgos por el Puerto de la Mazorra. Por tal razón, casi con seguridad, a principios del siglo XX se levantó allí una fábrica de seda, donde los productos y mercancías transitaban con mayor rapidez entre Burgos y Bilbao.

–> Leer el articulo entero

 

Todos los muertos de Valdenoceda. Lista actualizada

A continuación reproducimos el listado de las 154 personas muertas en la cárcel de Valdenoceda entre 1938 y 1943 (apertura y cierre del Penal Central de Valdenoceda). A los 153 que murieron dentro del penal en esas fechas hemos añadido el nombre de FÉLIX TORRES TORRES, alcalde de Hoz (Burgos), que fue fusilado y enterrado en Valdenoceda el 20 de septiembre de 1936, sin conocimiento de su familia. El testimonio de su hija, Estrella, está incorporado a esta web, grabado por Radio Valdivielso.  Félix murió oficialmente “a consecuencia del movimiento nacional”, según consta en el Registro.

–> Ver el articulo entero

¡HAMBRE Y MUERTE! Hablan los supervivientes de Valdenoceda: La Memoria al servicio de la Justicia

La Prisión Central de Valdenoceda, los muertos y represaliados en ella y la Agrupación de familiares –ejemplo estatal de lucha, constancia, compromiso y seriedad– que se ocupa de recuperar, identificar y devolver a los deudos los restos de los allí asesinados han ocupado decenas de entradas en TODOS LOS ROSTROS, con terribles fotografías y textos, algunos moderados e ilustrativos y otros muy sentida y radicalmente indignados. La mayor parte de estas entradas pueden verse como consecuencia de pulsar encima de la palabra “Valdenoceda” que figura en la parte inferior de la columna de etiquetas o palabras claves en rojo que se encuentra a la derecha. Es a partir de aquí cuando el blog permite la visualización de los textos y fotos relacionados con la prisión. En todo caso, debe acordarse el lector cada vez que llega al límite de entradas visualizables por página de buscar al pie de ellas y a la derecha el enlace azul que dice “Entradas antiguas” y clicar en él para seguir leyendo las relacionadas con este lugar burgalés de exterminio.

–> Leer el articulo entero

Presos republicanos muertos como esclavos al servicio de la oligarquía cántabra y burgalesa: La Memoria al servicio de la Justicia

16 muertos. Cuando aún respiraban, habian salido junto con cientos de compañeros republicanos reclusos de las prisiones del entorno –sobre todo de la Central de Valdenoceda– para redimir condena en los destacamentos penales que las autoridades franquistas constituyeron para construir el tunel de La Engaña, la mayor perforación nunca hecha hasta ese entonces en España y cuya dimensión –7.000 metros– sólo 75 años después se vio sobrepasada por las de los túneles de Atocha-Cuatro Vientos y Barcelona. De 1941 a 1945 estuvieron los presos forzados trabajando en este tunel entre Cantabria y Burgos bajo condiciones penosísimas, a fuerza de brazo, sin mascarillas, barrenando en seco y casi sin maquinaria de ningún tipo, como esclavos efectivos de la empresa Ferrocarriles y Construcciones ABC.

–> Leer el articulo entero

Terribles y emotivas fotos de republicanos asesinados en Burgos, Cádiz y Ávila: La Memoria al servicio de la Justicia

Eterna es esta lóbrega noche; impenetrable su fría obscuridad. Aún no ha amanecido y entre la penumbra parpadean los huesos, los de nuestros mayores que hemos venido a buscar. La luz de los focos se concentra en sus osamentas. Sus dientes relumbran bajo el brillo de la luz artificial. Nuestra mirada se dirige a sus costillas, recorre sus tibias, cúbitos, falanges, dedos y se ve atraida irremediablemente por sus cráneos, horadados a golpe de plomo.

–> Leer el artículo entero